Delegacion RAAN – INC

Delegacion RAAN

Oct 19, 2009 by INC_admin Category: Uncategorized 0 comments

Mujer indígena del Caribe surge con venta de Pan de Coco


Sra. Aurora Ortega, durante la faena de elaboración del pan de Coco.

Bilwi, RAAN. El Pan de Coco es parte de la cultura caribeña nicaragüense, se hace con harina, sal, azúcar, manteca y leche de coco; su sabor es único, un manjar que disfrutan las poblaciones locales y de otros lugares de Nicaragua y su fabricación, es un medio que ha escogido Aurora Ortega, para ganarse la vida y sostener a su familia.

En la comunidad Cabo Gracias a Dios, ubicada a 178 kilómetros de la cabecera municipal de Waspam, Río Coco, se encuentra la pequeña panadería de doña Aurora, quien es ejemplo de mujer con tesón, sobreviviente de una picadura de serpiente, pero animada a perseguir un sueño: su panadería y una pequeña pulpería que le proporcione los recursos para construir su propia vivienda y darle estudios universitarios a su hijo.

En Aurora hay mucha esperanza de progresar, sobre todo después de haber recibido financiamiento del Fondo Pro Cultura, uno de los seis programas del Fondo para el Logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (F-ODM), financiados por el gobierno de España y ejecutados por los gobiernos regionales autónomos y el Sistema de las Naciones Unidas. Particularmente el Fondo está diseñado para revitalizar las expresiones artísticas y culturales de la región.

Aurora se dio cuenta del Fondo, en Bilwi, en la Casa de Gobierno Regional Autónomo, donde escuchó los detalles y aplicó. “Dios me favoreció, porque sin conocer mis problemas, esas personas escogieron mi proyecto y mientras la respuesta de aprobación me llegaba, seguía trabajando, secando chacalines y recogiendo Uhum (especie de palmera) y nancite en temporada para vender” dijo.

“Ahora la vida de mi familia ha cambiado grandemente, compré una estufa de gas que tiene un horno grande con el que puedo hornear de una sola vez 24 panes de coco. Cada pieza de pan la ofrezco en la comunidad a 2 córdobas, recién salido del horno”. Ella también capacita a adolescentes y otras mujeres cabeza de familias en la elaboración de pan.

Aurora es una de 8 hijos(as) de don Rafael Ortega Zamora y doña Joaquina Tacio, ambos de la comunidad del Cabo, habitan una casa de madera, con cuatro cuartos, una sala amplia y el corredor con vista a la laguna que conecta a la casa y la cocina, tiene un comedor, mesa para la elaboración de panes, una estufa de leña (kubus). En la pared cuelgan las ollas, sartenes, picheles y enseres plásticos (relucientes) como si estuvieran expuestos en una tienda para la venta, por estar tan limpios como si nadie las hubiese ocupado todavía. En esta casa humilde con prácticas higiénicas, habitan también abuelo, abuela, dos hijos y dos hijas, con 4 nietos y dos nietas.

La pequeña panadería ha crecido y muestra signos de que será sostenible, especialmente porque ella tiene aspiraciones de complementar este ingreso con el establecimiento de una pequeña pulpería.

Aurora ha salido adelante, luego de la picadura de la serpiente, el cual relata: “fui como siempre a cortar leña al bosque y de regreso no me fije y pisé una culebra, la cual se defendió picándome la pierna y luego se alejó, dejándome adolorida y asustada, a como pude llegué a la canoa y regresé a casa”. Con dificultad narra que caminó todo el camino sola y llorando de dolor, de inmediato su hermano empíricamente le realizó una incisión y sacó los dos colmillos de la serpiente e intentó sacar el veneno, y como no había medio para trasladarla a Bilwi, la llevaron a Honduras y en el hospital le salvaron la vida. Después de esa experiencia, quedó con miedo y no quería volver a buscar leña para hacer el pan y decidió irse a Bilwi a buscar trabajo de empelada domestica para que su hijo regresara a estudiar.

Ahora con su propio negocio dejó atrás el servicio domestico y hoy se siente empoderada, orgullosa y dispuesta a seguir su vida con más esperanza en su porvenir, el de su familia y alentada para darle educación a su hijo de 19 años de edad, quien está estudiando el segundo año de  la secundaria en el colegio Moravita “Headly Wilson” de Bilwi, porque en su comunidad no hay oportunidades de estudios.

La transformación de vida de doña Aurora Ortega, fue constatada por la visita realizada por: Juan de la Cruz Ruiz Cisnado, voluntario del Programa de Naciones Unidas, del Programa Conjunto Cultura y Desarrollo Productivo Creativo en la Costa Caribe y Carol Forbes Medina, técnica de programa y apoyo a la Secretaria de Cultura del Gobierno Regional. Acompañaron además, el representante de la Alcaldía Municipal, el Concejal Remigio Manzanares;  Virgilio Rivera oficial de Programa PNUD Costa Caribe, Joan Peris y Ralph Moody, técnico del Programa Apoyo a la Reconstrucción y Rehabilitación de Áreas afectadas por el Huracán Félix; quienes tuvieron la oportunidad de visitar  otras organizaciones para presentar la ventana de cultura, en la comunidad de Bismuna y Waspam.

2Sra. Aurora Ortega, capacitando a una mujer en labores de panadería.

Crédito: Francis King Sing y Carol Forbes Medina

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *