INC traslada Calendario a la UNAN-Managua para su custodia – INC

INC traslada Calendario a la UNAN-Managua para su custodia

INC

El Instituto Nicaragüense de Cultura, INC  y la Dirección de Patrimonio y Cultura de la Alcaldía de Managua  trasladaron este martes la réplica del histórico Calendario Azteca o Piedra del Sol, que se encontraba en la sede del INC y partir de esta semana será custodiada por la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), donde permanecerá los próximos 99 años.

La entrega oficial se realizó este miércoles durante un acto que contó con la presencia de la antropóloga y arqueóloga María Elena Sáenz, académica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y otros especialistas en antropología y arqueología del país así como autoridades del Instituto Nicaraguense de Cultura.

La réplica del calendario constituirá parte de un complejo histórico que está en construcción en el Alma Mater.

La gestión de traslado estuvo a cargo de un grupo de antropólogos y arqueólogos, y por el nuevo rector de la UNAN-Managua, doctor Elmer Cisneros. La UNAN invertirá en la construcción de una plazoleta con iluminación atractiva para los visitantes.

Esta inversión aún no está detallada, ya que el proyecto recién se está iniciando, no obstante la ejecución de la obra se ejecute con fondos del presupuesto del 2011, pues será de referencia académica para las carreras de Historia, Arqueología y Antropología.

Milenaria herencia Olmeca

La custodia del calendario azteca, que fue inventado por el pueblo mexicano de los olmecas hace más de 35 siglos, deberá ser renovada en los próximos 99 años. “Tenemos encargada la protección física de la pieza, su restauración, porque como estaba en una situación de abandono está un poco deteriorada”, dijo el rector Elmer Cisneros Moreira.

“El calendario está en un lugar muy cercano al Observatorio de Astrofísica, el Centro Arqueológico y próximamente estamos pensando en construir un jardín que limite el acceso directo a la pieza azteca; sería un complejo histórico de la universidad”, manifestó el Rector Cisneros.

La réplica mide aproximadamente cuatro metros de alto y tres metros de diámetro y fue donada por el Gobierno de México en los años setenta.

Cada año azteca consta de 18 meses, de 20 días cada uno, y un mes con sólo cinco días y seis horas.

Los aztecas dividían el calendario solar en cinco períodos de 73 días. También indicaban las estaciones que simbolizaban el tiempo del agua y del viento, de las cosechas, el tiempo santo o de fiesta, el tiempo de secas e inicio del calendario y el tiempo de las enfermedades y las miserias.

El calendario fue fijado junto a otra piedra redonda de nombre Cuauhxicalli o Vaso de Águila, con los rayos del sol esculpidos y una pileta donde se supone se degollaban los presos y un canal por donde escurría la sangre.

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *